El contorno de nuestra cara condiciona la armonía en nuestro rostro: La zona submentoniana, conocida comúnmente como papada, es un problema estético que afecta tanto a mujeres como a hombres y que, en contra de lo que se pudiera pensar, no siempre está vinculado a un problema de exceso de peso.
 
Este acúmulo de grasa que cuelga debajo de la barbilla puede aparecer en personas de anatomías gruesas o delgadas ya que, además del sobrepeso, existen otros factores que propician su aparición como la flacidez de los tejidos, la edad y, sobre todo, la genética (el factor hereditario). 
 
Hasta la fecha, la única posibilidad para librarse de la papada era a través de una liposucción en el área afectada. Esta opción conlleva los riesgos asociados a una cirugía. 
 
Ahora, disponemos de un tratamiento revolucionario para eliminar la grasa de la papada sin pasar por quirófano: BELKYRA, el único tratamiento inyectable, no quirúrgico, lo que nos garantiza una mínima invasión.
 
Tiene una alta efectividad comprobada capaz de acabar con la grasa de la papada y reducir la flacidez posterior, y es el único tratamiento de tipo no invasivo con el que eliminamos la papada, aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos).
Por tanto, hablamos de un tratamiento seguro para nuestra salud y de eficacia demostrada. 
 
¿En qué consiste BELKYRA?
 
Son microinyecciones aplicadas con una aguja muy fina de una versión sintética del ácido desoxicólico. 
Se aplica directamente en la zona donde se acumula la grasa, y la sesión dura en torno a 30 minutos. Cuando se concluye se aplican compresas frías para calmar la inflamación. 
 
El número de sesiones necesarias hasta alcanzar el resultado deseado dependerá de cada paciente. Por lo general, el problema queda resuelto entre 2 y 4 sesiones que espaciaremos en un arco de tiempo de 4 a 6 semanas. 
 
¿Cómo actúa BELKYRA?
 
Una de las principales ventajas del tratamiento es que en lugar de vaciar el adipocito (las células que forman el tejido adiposo), lo destruimos, por lo que este queda totalmente inutilizado para volver a rellenarse de grasa.
 
En consecuencia, es un tratamiento permanente que, además, retrae el tejido de la zona por lo que redefinimos el óvalo de nuestro rostro, evitando su flacidez. 
 
¿En qué casos es aconsejable la aplicación de BELKYRA?
 
Está especialmente aconsejado para aquellas personas que a pesar de la dieta y la pérdida de peso no consiguen eliminar la papada, aun recurriendo a los conocidos ejercicios faciales que nos ayudan a redefinir la zona del óvalo. 
 

 

Si tu problema es la papada, ahora contamos con un tratamiento para decirle adiós de forma permanente, segura y no invasiva: BELKYRA.
 
No dudes en contactarnos. ¡Podemos ayudarte! 
 
 
 
Go to top